Adolf Hitler cree tener el arma definitiva que decantará la victoria de su lado. Unos modernos cohetes que destruirán a sus enemigos, son su esperanza. Sus nuevas armas de venganza están casi listas y decide que no hay otra cosa mejor, que vencer a los ingleses desde su propio territorio. Para ello encargará el lanzamiento de bombas desde una de las islas del canal de la Mancha, el único territorio británico ocupado por las tropas del III Reich: la isla de Alderney.

 

Alderney: Operación Corvus

€22,00Precio